PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS DEL BIESS CONTINUARÁN BENEFICIANDO A LOS AFILIADOS Y JUBILADOS DEL PAÍS

2012-06-28-BOLETÍN 055

La aprobación legislativa a la Ley de Hipotecas, no incidirá en los requisitos, montos y plazos establecidos por el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, en el otorgamiento de créditos hipotecarios a los afiliados y jubilados del país.

Así lo afirmó el Ing. Efraín Vieira Herrera, gerente general del Biess, manifestando que de acuerdo al análisis realizado por el Directorio de esta entidad bancaria, se resolvió que no van a darse modificaciones respecto a los montos concedidos para el financiamiento de vivienda, los cuales permiten cubrir hasta el 100% del precio de una casa o departamento, si éste llega a 100 mil dólares y el 80% si el valor es superior, dependiendo de la capacidad de pago del usuario.

Adicionalmente señaló que “no habrá reformas en la definición de los tiempos de pago, los cuales se mantendrán hasta 25 años plazo”.

Sin embargo, el gerente general del Banco ratificó que los procesos que se inicien en caso de que el deudor no pueda cumplir con sus obligaciones crediticias, se apegará a lo especificado en la ley, la cual establece que la hipoteca debe ser cerrada, es decir que el bien inmueble adquirido garantice el financiamiento concedido para la adquisición del mismo.

Esto se aplicaría específicamente para quienes hayan obtenido un  inmueble para única y primera vivienda con un monto  financiado máximo de 146 mil dólares.

“Si se cumple con esas características automáticamente se aplica lo que dice la ley hipotecaria respecto a que la garantía debe ser una hipoteca cerrada, de manera que el bien inmueble garantiza en su totalidad el financiamiento recibido para la adquisición o compra de la vivienda. En caso que el deudor no pueda cumplir con sus obligaciones crediticias se aplicará la ley la cual indica que el bien deberá ser entregado por este de de buena fe en dación al pago, con lo cual se saldaría completamente la deuda” afirmó el Ing. Vieira.

Esto siempre y cuando se hayan agotado las instancias de negociación con el titular del crédito, “lo que tratamos de hacer siempre es lograr una reestructuración, una refinanciación de la operación de manera que disminuya el monto de las cuotas y de esa manera contribuir a que el afiliado o jubilado puede hacer frente a la situación de crisis que está atravesando y no tenga que perder su vivienda” señaló.

Boletín de Prensa 2012-055

Quito, 28 de junio de 2012

 

Biess. Muchos sueños. Un banco.